Gran polémica genera número de candidatos regionales en problemas con la justicia para esta segunda vuelta electoral

En medio de una agenda pública copada por allanamientos, envío a prisión preventiva de líderes políticos y el pedido de asilo de un expresidente perseguido por la justicia por corrupción, ciudadanos de 15 regiones asistirán a una jornada electoral de segunda vuelta con una realidad que no es muy distinta: al menos 16 postulantes que pasaron al balotaje están vinculados con procesos o investigaciones por corrupción; incluso uno de ellos ya fue condenado y hoy se encuentro prófugo.

El pasado 10 de octubre, la Sala de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Cañete confirmó la sentencia a seis años de prisión efectiva contra Javier Alvarado Gonzales, quien postula al cargo de gobernador regional de Lima, por el movimiento independiente Patria Joven.

Lo ocurrido con el candidato regional de Lima es solo el extremo de lo que viene ocurriendo en otras regiones. Tumbes representa tal vez el caso más emblemático. En esta jurisdicción un candidato cumplió antes prisión preventiva y su adversario acaba de ser sentenciado por colusión.

Wilmer Dios Benites (Faena) es el postulante que en el 2014 ingresó al penal, en virtud a una sentencia por el delito de colusión, debido a contratos irregulares de personal para PNUD, cuando era autoridad regional.

Posteriormente un fiscal supremo emitió un dictamen para que declaren nula dicha sentencia. Sin embargo, a la fecha el candidato enfrenta otras investigaciones por presuntos delitos de corrupción hay dos pedidos fiscales de prisión por seis y nueve de prisión efectiva.

Su directo adversario, Segismundo Cruces Ordinola (Democracia Directa), fue sentenciado en setiembre a ocho años de prisión efectiva por el delito de colusión agravada, por irregularidades en una obra, durante la gestión regional de Gerardo Viñas. Ahora solo falta la lectura íntegra de la sentencia.

 

Al sur, en Arequipa, el postulante regional Elmer Cáceres Llica (Unidos por el Gran Cambio) tiene una sentencia cumplida con respecto a una protesta y también cumplió otra sentencia en la modalidad de suspendida, por consignar información falsa en su hoja. También enfrenta investigación por presunta corrupción como exalcalde de Caylloma e incluso en el 2014 estuvo inmerso en un escándalo de presunta violación, caso que al final fue archivado.

Su contrincante, Javier Ísmodes (Arequipa Transformación), es investigado por un cobro indebido a un cliente, cuando trabajaba en un estudio jurídico privado.

En las demás regiones, con excepción de Piura y Apurímac, al menos uno de los postulantes que pasaron a segunda vuelta tiene investigaciones o procesos judiciales en curso. La gran mayoría ejercieron anteriormente cargos de elección popular.

Uno de los casos más avanzados corresponde a Luis Picón, exgobernador y nuevamente candidato en Huánuco. En su anterior gestión pagó 86 millones a distintas empresas sin el avance de ejecución de distintas obras.

A fin de que la ciudadanía pueda definir mejor su voto, el Jurado Nacional de Elecciones programó debates en las 15 regiones donde habrá segunda vuelta.

El 25 de noviembre habrá debate en Piura, San Martín y Tacna. El jueves 29, en Arequipa, Apurímac y Áncash; y el 30 en Ayacucho, Cajamarca y Cusco. En tanto, el 1º de diciembre debatirán en Tumbes, Amazonas y Huánuco, y el domingo 2 en Madre de Dios, Lima Provincias y Pasco.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *