Más de 370 mil jóvenes no podrán seguir estudiando por falta de recursos económicos y oportunidades

Dura realidad. Cada año 400 mil jóvenes culminan la secundaria, pero solamente un 4.6% pertenecientes a familias de bajos recursos podrán continuar estudiando, mientras que el 94.6% restante, se insertará en un empleo informal o precario, detalló la última encuesta de Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO).

De esta manera, sólo 18 mil jóvenes de bajos recursos podrán continuar sus estudios universitarios, 372 mil pasarán a un sector informal o precario y 80 mil no trabajarán ni estudiarán debido a la falta de recursos, experiencias y oportunidad.

Para María José Gómez, directora de la Fundación Forge Perú, los factores que inciden severamente en las condiciones laborales son el nivel socioeconómico, el género, el logro académico y la edad.

Ante esto, la Fundación Forge Perú presenta la campaña ‘Trabajo por mis sueños’, una iniciativa que busca recaudar fondos para capacitar a 2 400 jóvenes entre 14 y 25 años e insertarlos en empleos formales.

Fuente: Diario “Perú 21”

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *