Mujer envenena con raticida y acaba con la vida de sus dos menores hijas en Surco

Una mujer tomó la fatal decisión de acabar con la vida de sus dos hijas y luego intentó suicidarse.

Liliana López Sánchez (35) mezcló jugo con veneno para ratas y les dio de beber el preparado a sus pequeñas de 12 y 2 años en el desayuno la mañana de ayer. Después, bebió el mismo brebaje con la intención de suicidarse, pero fue rescatada.

La Policía llegó hasta la vivienda de la cuadra 6 de la calle Rodríguez Soto y encontró los cuerpos sin vida de Jemmi y Daleshka en su habitación. Su madre estaba tendida en el suelo, inconsciente y arrojando espuma por la boca, por lo que fue llevada de emergencia hasta el hospital Casimiro Ulloa.

DETONANTE

Los familiares de la parricida le manifestaron a la Policía que días antes de cometer este terrible crimen tuvo problemas con el padre de sus hijas, quien decidió acabar con la relación y abandonó el hogar.

No soportó la separación, por lo que habría entrado en un estado depresivo. Este quizá, según manifestó la Policía, haya sido el detonante para que la mujer tome la decisión de acabar con la vida de sus hijas y la de ella misma.

En el departamento del segundo piso donde vivían no se halló alguna carta o nota que haya dejado explicando el por qué de su decisión.

Hasta el lugar llegaron peritos de Criminalística, quienes en presencia del fiscal de turno levantaron los pequeños cuerpos para internarlos en la Morgue de Lima.

Por otro lado, la madre permanece en estado delicado en el nosocomio miraflorino y en calidad de detenida.

Los familiares de las víctimas prefirieron no entrar en detalles sobre lo que habría pasado. Solo lamentaron lo sucedido.

Por lo pronto, agentes del Departamento de Investigación Criminal Surco (Depincri) esperan la recuperación de la mujer para poder interrogarla e investigar el caso.

Fuente: Diario “El Correo”

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *